X
GO
09ago.

Comienza el plan para reponer la energía que no entregará Hidroituango

| Return

Fuente: El Tiempo

 

Tras exponer los escenarios de posible desatención de la demanda de energía del país, derivados de la incertidumbre que persiste sobre la entrada en operación del proyecto Hidroituango, la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) definió las condiciones para la convocatoria de una nueva subasta del cargo por confiabilidad, con el fin de garantizar el suministro entre diciembre del 2021 y noviembre del 2022, bajo condiciones de baja hidrología.

 

En la resolución 104 del 30 de julio, que se conoció esta semana, la entidad definió que dicho proceso comenzará a prepararse desde agosto, se llevará a cabo el 24 de enero del 2019 y sus resultados se conocerán un día después, con la publicación del precio de cierre y las asignaciones de energía para las plantas que resulten ganadoras.

 

Una de las novedades es que, por primera vez, no se hará una puja de reloj descendente, en el que los proyectos que ofrecen menos precio a los usuarios por la energía que tienen disponible son los que resultan ganadores.



En esta ocasión, el sistema será a través de un sobre sellado, que deberán entregar los agentes con su oferta de energía y precio. Según conoció EL TIEMPO, este proceso se adoptó para evitar casos como los observados en la subasta del 2008, cuando un agente que participó con tres proyectos ejerció una influencia en la formación de precios para favorecer a la iniciativa más grande.



De acuerdo con la resolución de la Creg, para el período de diciembre del 2022 a noviembre del 2023, la energía que se suministrará a la demanda sumará 82.800 gigavatios hora, pero habrá un incentivo en precio para las plantas que logren iniciar su operación el año inmediatamente anterior, y no solo podrán tener su ingreso con dicha anticipación, sino que si lo hacen antes de diciembre del 2021, tendrán una remuneración adicional de 2 dólares al precio de cierre de la subasta, por cada megavatio hora.
 


El incentivo se pagará entre la fecha de inicio de la operación comercial y el 30 de noviembre del 2022, para luego quedarse con el precio de cierre. 
 


Con la medida se busca mitigar cualquier escenario de racionamiento del suministro de energía en dichos períodos. 



“Esta convocatoria es el resultado del análisis de oferta y demanda ante posibles escenarios de atraso de proyectos en construcción que pudieren exceder el periodo de planeación y llevar a un déficit de energía firme a partir de diciembre del 2022, por lo que se incluye un incentivo para los proyectos que puedan entrar antes del período de convocatoria (2022-2023)”, recalcó la Creg.

 

Click aquí para ver la columna completa 

Fuente: El Tiempo

Related